No es una subasta. Es una estafa

cajas ahorrosCarlos Sánchez MattoPúblico.

Se acaba de conocer la adjudicación de una de las entidades nacionalizadas cuyo proceso acelerado de privatización se acababa de reanudar. El Banco de Valencia ya tiene nuevo dueño. Será la Caixa la que nos hará “el enorme favor” de hacerse cargo de este banco, antigua filial de Bankia. ¿Cuánto pagará la entidad catalana por Banco de Valencia? Quien se haga esta pregunta no habrá comprendido el proceso reprivatizador que el Gobierno español ha puesto en marcha.

Realmente lo que va a ocurrir es que el Estado (que ya ha inyectado 1.000 millones de euros en la entidad cuando la nacionalizó) pondrá otros 4.500 millones de euros más para sanearla y venderla justo a continuación a la Caixa por 1 euro.

Por dolorosa que parezca la operación, no ha sido suficiente para que la Caixa se quede con Banco de Valencia. Además, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el banco malo, adquirirá los activos adjudicados que la entidad tiene (otros 1.000 millones de euros) y los préstamos del sector inmobiliario (4.500 millones de euros) para que el balance pase “limpio” a la Caixa.

Sin embargo, tampoco ha sido bastante. Debe ser que el escenario adverso de Oliver Wyman no era creíble para las entidades que han acudido a la subasta. Por ese motivo, se le ha otorgado a la Caixa un esquema de protección de activos por el que el Estado correrá con el 72,5% de las posibles pérdidas de la cartera de créditos no traspasados. En resumen, 11.000 millones de euros más tres cuartas partes de las pérdidas que pudiera tener Banco de Valencia en los próximos diez años.

Ahora entiendo que no haya dinero para sanidad ni para educación… No nos lo podemos permitir…




ATTAC, asociación sin ánimo de lucro, denuncia que el pasado 5 de noviembre fue publicada en el BOE la Ley 21/2014, de 4 de noviembre, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, y la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, en virtud de la cual la reproducción total o parcial, así como la descarga del material de esta página es susceptible de ser gravado por un canon a cobrar por CEDRO, en contra de nuestra voluntad, y por tanto solicitamos su inmediata derogación.


ATTAC Andalucía no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.